El problema con el mundo es que las persona no tienen tiempo para perseguir su espiritualidad. Se le pasan trabajando, y cuando tienen tiempo libre, usan ese tiempo para distraerse con la tecnología.

La realidad es que se necesita muy poco para sobrevivir. El sufrimiento del humano vienen porque pensamos que necesitamos un carro del último modelo, que necesitamos una casa en la playa para sobrevivir. 

Antes los tatuajes eran únicos, solamente una personas los tenían. Ahora donde quiera que yo voy, las personas tienen tatuajes muy similares a otras personas. Las personas quieren encontrar su propia identidad pero los tatuajes y las cosas materiales los hacen identicos a otras personas. 

Miro al mundo, y parece que el amor no está dominando el mundo. Pero miro a las personas alrededor mío, y la mayoría de las personas que me encuentro en mi vida son muy cariñosos(a). Lo que está pasando es que el mundo está cambiando muy pronto, y la injusticia y la corrupción que existe en este mundo está saliendo a la luz. 

Acabo de llegar del Morongo Casino fui con un amigo mío que no puede manejar. Le dije a este amigo que invitara a su papá. El papa no quiso ir porque a él no le gustan los casinos. El papa es buddista. Y los budistas no les gustan mucho jugar juegos del azar.